La Terapia

La terapia en Descodificación Biológica – Emocional parte de la sintomatología que tiene la persona y que por sí sola está aportando la información útil desde donde empezar a trabajar.

El terapeuta en Descodificación Biológica – Emocional realiza una función de acompañamiento para conocer qué se esconde detrás de todo síntoma.

Juntos, terapeuta y paciente, se encaminan hacia la búsqueda de la emoción oculta instalada en la persona con síntoma o enfermedad.

Esta emoción oculta reside en la persona de forma inconsciente y es el resultado de un conflicto emocional que en su momento no se pudo solucionar.

Una toma de conciencia (traer al presente el momento traumático), una liberación emocional con la que la persona, ésta vez sí, expresa lo que entonces no pudo expresar, un reencuentro con sus capacidades y recursos como persona, en relación al conflicto vivido y en definitiva una transformación emocional que hará cambiar su historia.

En terapia trabajamos con las sensaciones y emociones corporales. El cuerpo, a diferencia de la mente, no engaña y expresa toda una sutil información a la que hay que atender.

Cada órgano está asociado a una emoción. Para llegar a esta emoción que se haya en todo síntoma o trastorno del comportamiento la Descodificación Biológica – Emocional se sirve de numerosas técnicas:

– El transgeneracional.

– El Proyecto y Sentido.

– Los Ciclos Biológicos Memorizados celulares.

– La numerología biológica – comportamental.

– Etc.

En terapia de Descodificación Biológica – Emocional tratamos síntomas o enfermedades físicas: alergias, problemas respiratorios, digestivos, aparato reproductor, infertilidad, problemas osteo-musculares, circulatorios, problemas de piel… etc. así como psíquicos, emocionales, adicciones y trastornos del comportamiento.

Buscamos el conflicto programante (momento traumático que se instala en la persona lo no expresado y no solucionado en forma de emoción oculta); y para ello tenemos tres grandes etapas cronológicas donde buscar:

  • El transgeneracional

    Estudio de la información correspondiente a la psicogenealogía del paciente; una etapa anterior a la concepción donde acontecieron numerosos conflictos y que la persona es “depositaria” emocional de sus antepasados. El árbol genealógico es una herramienta sumamente reveladora para averiguar qué es lo que mantiene al paciente en una vida conflictiva que no le corresponde. El paciente puede ser el heredero de un programa que, de manera inconsciente, le condiciona la vida.

    En el árbol genealógico se manifiestan los secretos del clan: acontecimientos traumáticos, peligrosos y vergonzosos, hechos no solucionados, repeticiones… Etc.

  • El Proyecto y Sentido

    Etapa que abarca desde la concepción hasta los tres años de edad. En la etapa uterina, a nivel emocional, madre y bebé son uno.

    ¿Cuál era el estado emocional de los progenitores en el momento de la concepción? ¿Cómo vive la madre el periodo de embarazo y qué sucesos marcan la etapa en el útero materno?

    Estudiamos la etapa intrauterina, el parto y los tres primeros años.

    El Proyecto y Sentido más la carga heredada en el Transgeneracional determinan la estructura de la persona. Una estructura que influirá de manera inconsciente en la toma de decisiones de la persona a lo largo de su vida.

  • La vida y sus acontecimientos

    La persona vive acontecimientos a lo largo de su vida. Es aquí donde suceden los shocks emocionales – biológicos que posteriormente, sino han sido resueltos con los recursos que tiene la persona a su alcance (recursos exteriores), se generará un programa biológicos de adaptación (recurso interior) como solución al conflicto, que es la enfermedad.