Me llamo David Orduña Jiménez.  Soy Terapeuta Psicosomático y Coach Emocional.

Mi dedicación a la ayuda y el crecimiento de las personas es a su vez una gran herramienta para el crecimiento personal.

Ningún trabajo enriquece y gratifica tanto como dar ayuda a quien lo necesita. Acompañar a la persona, facilitarle que descubra por ella misma sus necesidades, sus bloqueos, sus miedos. Porque éste es siempre el nucleo del problema: no saber qué naturaleza tiene.

En cuanto nos separamos del problema y lo sacamos de la sombra, entonces lo podemos observar. Observar la naturaleza del problema, malestar o dolencia es el primer paso para dejar de tenerlo.

Eso es terapia: acompañar a la persona necesitada al encuentro de su camino de crecimiento y gozo.